Buscar
  • LIFE CITYADAP3

Lorquí restaura una casa cueva y acondiciona sus Cabezos a través de life city adap3

El Ayuntamiento de Lorquí viene trabajando desde hace años en frenar la degradación de la zona de Los Cabezos de Lorquí a través de actuaciones que permitan la estabilización de los mismos y mejorar la urbanización de la zona.



Así, a través del Programa Life City Adapt3, que ha supuesto una financiación de casi 25.0000 euros, se puso en marcha una acción piloto para restaurar una casa cueva y acondicionar el Cabezo de la Ermita y su entorno con soluciones basadas en la naturaleza y que permitieran adaptar esta zona a los efectos del cambio climático. Una intervención que se ha realizado, además, gracias a la participación público-privada con la implicación de varias empresas del municipio, a través de su responsabilidad social corporativa, permitiendo la financiación parcial de los trabajos.


Los Cabezos de Lorquí suponen un elemento completamente diferenciador e identificador de la localidad por su importancia histórica, por su valor social y paisajístico; permitiendo además la peculiaridad de la existencia de casas cueva aún hoy habitadas. Sin embargo, el proceso de degradación geológica que han sufrido en los últimos años, intensificado por el cambio climático, ha provocado el abandono de algunos de estos hogares o la disminución de la calidad de vida para los que aún los habitan.



De este modo, el proyecto ha trabajado para adaptar la zona urbana de Los Cabezos de Lorquí al cambio climático y frenar el proceso erosivo y degenerativo de Los Cabezos con soluciones y metodologías innovadoras y que pueden reproducirse en otro lugares. Asimismo, se ha llevado a cabo la rehabilitación de una casa cueva y el acondicionamiento de la calle Cuesta del Catecismo y del mirador del Cabezo de la Ermita y sus accesos.


En cuanto a la restauración de la casa cueva han recuperado las tradicionales bóvedas tabicadas de ladrillo como sistema estructural económico y de fácil replica, se han aplicado morteros y hormigones de cal por su menor huella de carbono y mayor sostenibilidad y se han reutilizado las tierras extraídas de la cueva para mejorar los terrenos superiores. Además, se han instalado sensores para confirmar las ventajas bioclimáticas de este tipo de construcciones y la misma será sede físico del Mapa Sonoro de Lorquí.





Por su parte, en el mirador del Cabezo de la Ermita y la calle Cuesta del Catecismo se han sustituido muros de hormigón y bloques por muros de gaviones, se han instalado geomallas y geoceldas y plantaciones con especies autóctonas, se ha sellado la calzada a través de mezcla bituminosa en caliente y se ha integrado nuevo mobiliario de madera, sombraje y luminarias solares. Del mismo modo, se han instalado sensores de humedad y temperatura.


0 visualizaciones0 comentarios